Son muchas las personas que asocian fracaso a la Venta Directa o Multinivel sin tener en cuenta que esto ocurre en todos y cada uno de los sectores en los que existe emprendimiento. Existen datos que cotejan esta situación, además esta información es accesible a todos nosotros ya que todos hemos vivido muchos casos como los siguientes:
• ¿Cuantas tiendas o pequeños negocios cierran cada día en tu ciudad?
• ¿Cuántos profesionales han intentado ganarse la vida por su cuenta y han abandonado el negocio posteriormente por muchas razones diferentes?
• ¿Cuántas franquicias te garantizan el éxito del negocio a pesar de ser una idea probada?
• ¿Cuántas empresas que llevan muchos años en el mercado han cerrado por no saber adaptarse al entorno?
• ¿Cuántas multinacionales han tenido grandes pérdidas e incluso han cerrado por una mala estrategia empresarial?
Está claro que esto sucede en TODOS los negocios, sin exceptuar ninguno. Hoy en día es imposible saber si un negocio va a funcionar, tener éxito y además va a funcionar de por vida. Todo cambia tan rápidamente que dependerá de muchos factores y principalmente de como pueda ese negocio adaptarse y evolucionar.
Al leer artículos en los que hablan de Venta Directa o Multinivel, da la sensación que en este sector el número de fracasos es superior al de los negocios tradicionales, no siendo este dato verídico. En realidad, hay más gente en Venta Directa que gana dinero que la gente que no gana. Además, la gente no fracasa en su gran mayaría, sino que abandona antes de ni siquiera haber fracasado. Hay una gran diferencia entre fracasar o renunciar a algo y no luchar por ello ya que no está dentro de nuestras prioridades.
Tenemos además que añadir que en caso de la no consecución de objetivos o de querer abandonar el propósito de iniciarte en este negocio, las pérdidas son mínimas, ya que estas compañías te devuelven en dinero las devoluciones de productos antes de los 30 días sujetándose al derecho de desistimiento del que dispone el consumidor.
Sabemos además que mucha gente que empieza a desarrollar este tipo de negocio en este canal, lo hace muchas veces para probar sin tener un objetivo claro, ya que al ser una inversión mínima no se pierde nada. Teniendo en cuenta este dato, esto me hace concluir que no existen tantos fracasos en Venta Directa sino que simplemente estas personas deciden iniciarse sin darse una oportunidad y trabajar el sistema.
También hay que tener en cuenta que este sector tiende a promocionarse en exceso hablando de Venta Directa como la manera de alcanzar ingresos millonarios e incluso algunos lo asocian a dinero fácil, y es verdad que se pueden ganar grandes cantidades de dinero pero el éxito viene asociado al trabajo duro.
Si te ha gustado nuestro artículo, no olvides compartirlo con tus redes.